Subida a Pikes Peak

3 11 2009

Suzuki XL7

NOS HEMOS MUDADO. VISÍTANOS EN www.1minutocoches.es.

Hay pruebas muy especiales en el mundo del motor. Son pocas las más espectaculares y entre ellas, sin duda alguna, se encuentra la subida a Pikes Peak.

Desde 1914, para la fiesta de la independencia estadounidense, año tras año se viene realizando una prueba cronometrada. Esta consiste en escalar, ¡ sí, escalar !, una montaña de resbaladiza arena a más de cinco km de altura. Este último detalle hace que los motores de los coches sufran la falta de presión en el aire y vean reducida su potencia en un 30 %. La forma de solucionarlo, los turbocompresores.

Los datos del circuito son impresionantes. 20 km de distancia, 156 giros y un desnivel de 1.439 metros. Es increible que el record del circuito sea de 10:01,408 minutos. Para conseguirlo, Nobuhiro Tajima, un veterano piloto japonés de 60 años, tuvo a su disposición en 2007 un Suzuki XL7 Hill Climbing Edition. Esta máquina pasaba de los 1000 c.v.

Es cierto que Nobuhiro es el recordman de Pikes Pike, pero indudablemente el héroe es Ari Vatanen. Ya en el año 85 y a bordo de un Peugeot 405 T16, Vatanen fulmino el record anterior y gracias al cineasta Jean Louis Mourey, que dirigió un exitoso corto sobre la gesta, la popularidad del momento, subió como la espuma. La película se movió por festivales de cine y recibió críticas muy positivas. El nombre con el que bautizaron a esta producción fue ” Climb Dance “. En ella podemos ver como Vatanen hace su magia para convencernos de que lo dificil es fácil.

Vodpod videos no longer available.

more about “Climb Dance“, posted with vodpod




El infierno verde

27 10 2009

Nurburgring

NOS HEMOS MUDADO. VISÍTANOS EN www.1minutocoches.es.

Así fue como lo llamó, Jackie Stewart, triple campeón de fórmula1 británico. Nürburgring, el original, es un trazado de casi 30 km rodeado de bosque.

Actualmente la prueba más importante que acoge es Las 24 horas de Nürburgring. La prueba está abierta a cantidad de modelos, desde híbridos como el Gumpert Apollo, pasando por el Astra Opc, hasta superdeportivos como el Lexus LF-A

Como meca del automovilismo para cualquier aficionado, ese espíritu aperturista de las 24 horas, se puede disfrutar por cualquier usuario. El circuito es un parque temático, en el que a no ser que haya pruebas privadas de fabricantes, podremos entrar con nuestro vehículo de calle o moto, bien es cierto que nos encontraremos con gran cantidad de M3 y 911.

Después de exprimir nuestro coche en el retorcido trazado podemos seguir inmersos en el mundo del automovil, ya que algunos de los principales fabricantes tienen un cuartel de mando dentro del perímetro del circuito, no es raro ver modelos en desarrollo siendo puestos a punto.

Un buen plan para un verano, Madrid – Nürburg parando en todas las pistas de Karting intermedias, con un final de fiesta a la altura… Un 911 en el infierno verde.